domingo, 25 de mayo de 2014

Sin Historial

Sin Historial escrito por Lissa D'Angelo


Sinopsis
Tengo veinticuatro horas para encontrarlo. Mil cuatrocientos cuarenta minutos para presentarme. Ochenta y seis mil cuatrocientos segundos para enamorarlo y sólo un beso para que me vuelva a olvidar.

En una sociedad perfecta, donde no hay espacio para el rencor ni el odio; un mundo donde no tienes tiempo para recordar, los engaños y las mentiras no tienen efectos secundarios, ya que sólo basta un día para que los dejes atrás.

Porque cuando el reloj da las doce todas las mentes se formatean, bueno…


Todas a excepción de la mía.




FRASES

-¿De que me sirven los recuerdos si no los puedo compartir?


-Y que quede claro 
Susurro contra su boca
 - No soy un gato

-nunca estarás lo suficientemente lejos, como para que mis recuerdos no te alcancen.

-Detén tu actuación ¿si? 
-No estoy actuando. Además para ser un gato no eres nada divertido
-¡¿Gato?!-



-No en vano el perro es el mejor amigo de la mujer. ¡Los gatos apestan!


-Que no recuerde, no quiere decir que no pueda sentir


los hombres son seres limitados; criaturas espantosas que amenazaban contra la 
estabilidad de una mujer. Siglos antes de su extinción, se podía reconocer a esas
bestias por tres inmutables características: Impulsivos, seductores y tenaces.



—Cuando te fuiste, sabías que te quedaba poco tiempo. ¿Qué pensabas hacer? —Me doy cuenta de lo estúpida que es mi consulta mucho antes de acabar la frase, pero ya está dicho—. ¿Dejarme sola en una ciudad repleta de bestias? Suena como una cena para mí.
—¡No comemos mujeres! Lo creas o no, eso acá es visto como canibalismo.
—¿Qué pensabas hacer?, tardaste mucho en volver.
—Si no fuera porque ahora mismo tienes una expresión asesina, juraría que estás celosa y quieres saber con quién pasé la tarde.


Es duro querer tanto a una persona que necesita tan poco de mí, sobre todo cuando yo la necesito tanto.


No soy tonto, sé que me ha olvidado, sé que no le hago bien. Pero sólo porque no pueda no significa que vaya a renunciar a ella.


No hay comentarios:

Publicar un comentario